ThePaulaMethod_jollyphonics2

The Paula Method, Jolly phonics y tu

ThePaulaMethod_jollyphonics1

 

Muchas veces, después de corregir a mis alumnos o tras intentar pronunciar una palabra especialmente complicada para ellos, me preguntan ¿cómo aprenden los ingleses a pronunciar sus palabras si no tienen “lógica”?

En inglés llamamos “sound awareness” a la concienciación acerca de los sonidos y es muy importante trabajar sobre ella.

 

De pequeña, en Inglaterra, al hacer la compra en el supermercado, mi padre me señalaba los envases de las estanterías y me pronunciaba los sonidos de cada palabra por separado. K – æ – t para la comida para gatos, por ejemplo. Me indicaba los sonidos pero no las letras. Era una de las maneras que tenía para que tomara conciencia de los sonidos.

Trabajar la fonética, es decir, la pronunciación de la lengua de esta manera es una actividad que los niños ingleses hacemos tanto con nuestras familias como en el colegio al empezar a ver las palabras por escrito. Hay mucho material que nos ayuda a hacerlo, además de la iniciativa de nuestros padres en el supermercado. Entre los sistemas más conocidos para trabajar la fonética se encuentra el programa Jolly Phonics (UK) o la página web americana Starfall que resulta tan fácil como divertida para ayudar a los niños a ver cómo se representan ortográficamente los sonidos que van aprendiendo en inglés.

Ahora haré un pequeño inciso. De la misma manera que en España puedes saber de dónde procede alguien por su acento, y algunas palabras se pronunciarán de una manera u otra dependiendo de su lugar de origen, lo mismo pasa con el inglés. En The Paula Method los niños aprenden a entender y atender a numerosos acentos y por lo tanto a la hora de hablar es natural que utilicen diferentes pronunciaciones en función de lo que les sea más fácil y familiar.

 

thepaulamethod_jollyphonics3

 

Con el método Jollyphonics, antes de aprender esta fonética, se sensibiliza a los niños hacia los sonidos naturales y ambientales, lo que les ayuda a afinar el oído y percibir la riqueza del mundo de los ruidos. Esto se hace usando diferentes instrumentos, señalando a los pequeños el sonido de la lluvia o el viento cuando sopla y prestando más atención a cualquier sonido que nos rodee.

Muchos de nuestros alumnos más pequeños llegan a nuestra escuela sin poder si quiera pronunciar muchas palabras en su lengua materna o sin poder reproducir aún algunos de sus sonidos, por lo que no tiene sentido que les  enseñemos el alfabeto tal y como se lee en inglés (porque ni lo saben en su propio idioma). Es mucho más provechoso ir trabajando los sonidos y luego ir incorporando la fonética de las letras y sus combinaciones cuando estén listos.

Llevo unos años impartiendo inglés a niños pequeños en España y mi experiencia al trabajar los sonidos de esta manera no sólo es divertida, sino que también es una manera eficaz de ayudarles a unir la ortografía y la fonética inglesas de una manera mucho más eficaz. He experimentado con este método para nativos con no nativos y animo a mi equipo docente a hacer lo mismo.

 

thepaulamethod_jollyphonics4

 

Es probable que tu hijo/a traiga a casa unos sonidos para practicar, ayúdale, le será muy beneficioso.

Existe mucha información sobre cómo empezar con los sonidos ambientales hasta llegar a las letras. Puedes descargar el archivo Jollyphonics pdf “Spanish Parent Teacher Guide 2012” aquí y la aplicación de Pam y Sam (con explicación en español) también disponible para móvil aquí

Paula