Los Young Learners English Tests (YLE) ofrecen una evaluación ajustada y exhaustiva sobre cómo progresan en el aprendizaje de inglés los niños entre 7 y 12 años.

Los tests se basan en el análisis de las cuatro destrezas del idioma: comprensión y expresión a nivel oral i escrito (hablar, escuchar, escribir y leer). Las pruebas están diseñadas de manera que resulten divertidas y motiven a los niños a trabajar con la vista puesta en su certificado y obtener los “escudos” que reflejan su progreso.

Hacer amigable y divertido el aprendizaje de un nuevo idioma es importante para estimular su progreso y generar confianza. Cambridge English: Young Learners anima a los niños más pequeños a trabajar hacia tres certificados: Starters, Movers y Flyers. Utilizando materiales participativos los niños desarrollan habilidades lingüísticas del idioma que perfeccionan hasta obtener una buena comprensión del inglés.

No hay aprobados ni suspendidos, de manera que cada niño recibirá su recompensa en forma de diploma. En ellos pone cuántos escudos has obtenido. La puntuación máxima son 5 escudos por cada parte del examen.